Agosto es el mes de vacaciones por excelencia, pero muchas personas que tienen la suerte de poder elegir cuándo cogen sus días de descanso deciden hacerlo en septiembre. Para muchos, septiembre tiene todas las ventajas de julio y agosto y menos inconvenientes. Quien ha probado a realizar una escapada en esta época del año corrobora que es inmejorable para viajar.

Alojarse en la Casa Rural Graña da Acea es un inmenso placer en cualquier época del año, pero si estás pensando en reservar una habitación en septiembre queremos darte algunas razones que seguro que te hacen decidirte al instante.

Tranquilidad y relax

Septiembre es, dentro de los meses estivales, el mes tranquilo de todos. Las playas están más vacías, los caminos menos transitados y los restaurantes menos llenos. Independientemente del motivo por el que haces la escapada (pasar unos días de descanso, hacer actividades deportivas, o rutas gastronómicas o culturales) encontrarás mucha menos gente y te resultará más placentero disfrutar de tu tiempo de ocio sin grandes aglomeraciones. Podrás dar paseos prácticamente en solitario por los alrededores de la casa o por el Parque Natural Fragas do Eume. También puedes reservar mesa en tu restaurante favorito en las localidades de los alrededores o visitar esa ciudad que tenías pensado desde hace tiempo de una forma mucho más relajada. ¡Un auténtico lujo!

Buen tiempo y días largos

En septiembre el tiempo no difiere mucho del que hace en agosto. Aunque las temperaturas pueden caer ligeramente, la diferencia térmica es mínima y los días continúan siendo agradables para programar tus actividades. Todavía hay muchas horas de luz y puedes disfrutar de la mañana a la noche. En la provincia de A Coruña hay mucho que ver y Graña da Acea tiene una ubicación extraordinaria para hacer un plan diferente cada día. Tienes la costa a menos de 15 minutos, A Coruña y Ferrol a 40 minutos en coche, y Lugo y Santiago de Compostela a unos 50 minutos. ¡Hay tanto que ver que seguro que aprovechas cada momento del día!

Precios de temporada baja

A partir del 1 de septiembre empieza la temporada baja en Graña da Acea, que se mantiene hasta el 20 de diciembre. Podrás disfrutar de todas las instalaciones de la casa a un precio todavía más asequible que de costumbre… ¡y eso siempre es una ventaja a tener en cuenta!

Disfrutar del encanto de lo cotidiano

¿Qué tal una escapada familiar antes de que los niños vuelvan al colegio? Quizá te interese un fin de semana romántico para coger fuerzas ante el inminente invierno o te apetezca pasar un fin de semana con tus perros si no has podido disfrutar de ellos en tus vacaciones estivales. Septiembre es un mes perfecto para tomar conciencia del encanto cotidiano, de esas pequeñas cosas que nos llenan de alegría, como estar con nuestros seres queridos. ¡Aquí todos son bienvenidos, incluidas las mascotas!

Inmejorable gastronomía

El alojamiento en la Casa Rural Graña da Acea incluye el desayuno, pero si quieres también puedes comer o cenar en el comedor de la casa. Lo único que tienes que hacer es comunicarlo previamente, ya que se ofrece un menú de cocina casera tradicional que varía cada día en función de la demanda de los clientes alojados. En septiembre la huerta comienza a dar productos de temporada con los que elaborar riquísimas recetas. Además, en este mes la Casa Graña da Acea ofrece deliciosos menús pertenecientes el Outono Gastronómico. ¡Un motivo más que tienen los amantes del buen comer para alojarse en este mes!

Más fácil elegir fechas y habitación

En septiembre es más fácil que la habitación que tienes pensada esté disponible. Aun así, conviene reservar cuanto antes. Todas las habitaciones de la Casa Rural Graña da Acea, tanto las seis de la Casa Grande, como las tres de la Palleira, que fue el antiguo pajar, tienen su propio encanto. Solo hay que escoger la que más nos gusta y reservarla antes de que lo hagan los demás.

Menos atascos

En julio y agosto, las carreteras de salida y entrada de las grandes ciudades se llenan de coches. En septiembre, en cambio, están mucho más tranquilas y la circulación es más fluida. No hay operación entrada o salida y los desplazamientos son mucho más seguros. ¡Una preocupación menos!

Serás la envidia de todos

Si haces una escapada en septiembre serás la envidia de todos tus familiares y amigos, que ya habrán vuelto de sus vacaciones. Como dice el refrán…¡quien ríe el último, ríe mejor!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR